¿Qué es Democracia? ¿Y Real? ¿Ya? ¿O ya, ya…?

Real (del latín res, rei, traducible por cosa), un concepto filosófico, psicológico y epistemológico con diverso grado de relación con el concepto coloquial de realidad (el DRAE lo define como que tiene existencia verdadera y efectiva[1] ). Su opuesto es lo imaginario o lo virtual. No debe confundirse con el concepto de verdad (su opuesto es la mentira) ni con el concepto de lo cierto (su opuesto es lo falso).

Extracto de la Wikipedia, de quien he escuchado pestes y desprestigios por las inconcreciones o erratas no de tipo ortográfico, no, pero que sirve como la típica enciclopedia de papel que saca de dudas en un santiamén. Tampoco hay que ser tan quisquilloso con las perfecciones de las cosas, justo cuando esas “cosas” están yendo como van. Con la tomadura de pelo de los políticos, de todos, manoseados por banqueros y poderosos, nos han puesto un cepo en forma de hipoteca y crédito personal para varias décadas. Ahora, los bancos a los cuales se les ha inyectado con pasta gansa y pública, la de todos,  se corre el rumor que empiezan tímidamente a conceder hipotecas…a 40 años o más. Somos los ciudadanos muy listos e inteligentes, pero solo actuamos en crisis, cuando se llega a un extremo y a toro pasado, cuando el que más o el que menos ha hecho negocio con el prójimo o con el primavera que ha comprado un piso de 30 años o más a precio de nuevo y céntrico. O el que ha querido fardar de cochazo (ellos) o de armario ropero (ellas) guiados ciegamente por unas órdenes directas provenientes de la cultura social como la que emiten las series de televisión o los estereotipos de cómo debes ser y qué debes tener para ser feliz y realizado a través de los anuncios de publicidad, los grandes aliados del capital pues maman directamente de la gran teta neocapitalista.

La pena de las clases bajas en Plaza Cataluña
Esta noche, ya madrugada, de jueves a viernes la Plaça Catalunya emociona, a lo lejos, por lo repleta de gente, de personas y de bullicio, de nervios tensados y de un insomnio colectivo que semeja estar viviendo un sueño. Este sueño de revolución del proletariado moderno, uséase, del ciudadano jodido de a pie. Jodido por mantener directamente las arcas de Estado. Un Estado que vigila más lo social que no los derechos del individuo, cuyas acciones y decisiones no siempre están bien tomadas. Claro que de los errores se aprende. Pero tener una trampa de decenas de años, incluso tener una trampa en forma de hipoteca habiendo perdido y cedido el piso de nuevo a los propietarios de los pisos, las cajas y los bancos en su mayoría españoles pero también participan con capital francés, alemán, sueco, suizo, norteamericano…

A lo que iba. La tristeza me empezaba a inundar mi corazón. Éste empezaba a latir más deprisa cuando la retina empieza a recoger decenas, cientos de detalles que transformo al instante en quiénes están ahí en la plaza, cómo están, qué sienten, sus deseos de libertad y de lucha, o simplemente encontrar una salida, un rumbo a sus vidas. Los pakistaníes están todavía más nerviosos viendo que hay otra noche, la quinta consecutiva, donde se siente la crisis de la mayoría a ellos les corroe las venas, unas venas dilatadas al máximo bombeadas por un corazón que está regado por instintos cual relato bíblico…como el del Vellocillo de Oro. Este famoso cuento del Becerro de Oro les llena a rebosar a estos vendedores de cerveza con alcohol. Les digo que mejor les venda Coca Cola, que ahora sabemos que su receta original es valenciana la vendieron a un espabilado empresario norteamericano, pues la cerveza los adormecerá, no sin antes enaltecer los discursos que inundan la plaza. Esas historias que percibo, de jóvenes embriagados de alcohol y porros, presos por una educación familiar y escolar nefasta, formadora de frustrados y frustradas que conocen la geografía del mundo pero que no saben explicar qué les pasa. Simplemente saben que están apresados en una sociedad que les acongoja, que les margina, de donde no saben salir más que con falsas proyecciones de felicidad y seguridad producto de bebidas con alcohol. Una pena que no se enseñe el daño que hace el alcohol, una pena que todavía las drogas blandas abanderen unos ideales que en realidad aprisionan todavía más con las adicciones a los petas y al alcohol. La esperanza, como este campamento humano, es que el cambio surge del interior de todos para modelar esa educación que necesitamos, más emocional y empática, más colaboradora que competitiva, más participativa que arrolladora, más humana que animal.

Anuncios

Una respuesta a “¿Qué es Democracia? ¿Y Real? ¿Ya? ¿O ya, ya…?

  1. Es importante hacer saber que esta #Spanish Revolution esta caracterizada con contenidos ideologicos y propuestas concretas que han surgido de las asambleas de las 10,30 y de sub-asambleas realizadas en cada una de las comisiones de trabajo que se reparten el esfuerzo de construir una revolucion pacifica cargada de nuevas ideas prácticas algunas de ellas tienen un contenido de queja pero muchas otras apuntan hacia un activismo concreto pro banca etica, pro cooperativas de consumo, pro decisiones en asambleas de barrios, pro energias renovables , pro decrecimiento… etc.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s