Menos lengua y más trabajo

Si a primeros de septiembre, exactamente el 2 de septiembre, desde el Tribunal Superior de Justícia se daban dos meses al Departament d’Ensenyament para que el castellano fuese lengua vehicular en Cataluña esto ha servido para incitar a los grupos independentistas a vociferar voces pseudopatrióticas como Nosaltres sols! lema extraído hace nada menos que 80 años del partido fundado por el político nacionalista Daniel Cardona i Civil, alias El Irlandés. Lo que no es de recibo que sigan las luchas por la lengua cuando solo en Catalunya existen cientos de miles de parados, familias al borde de la exclusión social, hospitales públicos con restricciones inconcebibles y con el asunto también de primera instancia de la educación, donde peligran otros miles de puestos de trabajo.

Que exista una derechona profranquista, una caverna mediática exagerada, por entre otros, por el anterior presidente del FCBarcelona, Joan Laporta (para bien propio como se ha quedado claramente demostrado con su conversión al independentismo correligionario, con butaca de primera en el Parlament,  Ja fas país, ja! El teu!) da pie en este país ni de 7 millones de habitantes a la vuelta a las revueltas independentistas contra España y hasta contra Francia.

Estos mandatarios que reviven los fantasmas del pasado para propia excusa de su egoísmo acaparador neoliberal, son la jet set de Pedralbes y Sarriá o Sant Gervasi. Si no que muestren el patrimonio los Jordi Pujol, la familia del fallecido Heribert Barrera, el reciente presidente Artur Mas, o Félix Millet que se creía dueño del Palau de la Música. Que nadie piense que llevan sus hijos a la escuela o al hospital público. Ellos quieren nacionalizar a todo hijo de vecino y de hecho lo consiguen pues  hasta los hijos de los inmigrantes de cualquier nacionalidad aceptan y asumen de buen grado el bilingüismo en Catalunya. Pero seguir con la excusa de la España reaccionaria…

Ahora toca esta etapa larga de crisis económica que todavía no ha tocado fondo. Es la peor crisis desde las hambrunas de la dictadura de Franco y tiene que ser prioridad. Los que apoyamos el bilingüismo en igualdad de condiciones abogamos por la posibilidad de estudiar en los dos idiomas oficiales, así como poder opositar en ambas lenguas y no con el exigente nivel C que no lo aprobarían ni el 25% de la población catalana. Y a sabiendas que el catalán está en buenísima salud, es la excusa perfecta para pelear por la independencia para unos pocos. Antes busquemos la independencia de miles de personas jóvenes que viven precariamente compartiendo piso. Eso sí que es una realidad social. Como que el 60% de las importaciones catalanas van al mercado español que representa el 40% del PIB catalán. Pero para algunos que son los menos, como el incitador economista Xavier Sala i Martin que “los españoles nos roban la cartera”. O mejor dicho, el cerebro les robas a algunos compatriotas.

Visca Catalunya! ¡Viva España!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s